sábado, 20 de agosto de 2016

Up and up.

1

Si algo he aprendido en este último año, es que cuanto más te rías de ti mismo, menos te hunden los demás. No hablo de que tires tu autoestima abajo, hablo de que te rías de las cosas que has hecho y te avergüenzan por que, han pasado, ya no hay vuelta atrás.

¿Y sabéis lo mejor? Que yo soy experta en crear situaciones vergonzosas, meter la pata, pasarme meses y meses arrepentida olvidando lo que hice paso x día; como gritar delante del chico que me gustaba, que este me gustaba por error y todos romper en risa, o caerme en mitad de un bar con todo el mundo mirando de la manera más estúpida, o decir algo que no debería de haber dicho a una persona, o hacer locuras por ser demasiado fanática de algún cantante, y si siguiera no podría contar todas esas situaciones, por que no cabrían aquí. Pero hoy, más que nunca, me he dado cuenta de lo que mencionaba al principio. Me ha dado por mirar fotos antiguas que por mi gusto podrían haberse quedado escondidas donde estaban, pero después de verlas me he dado cuenta de que no es tan malo, que son recuerdos, que te puedes reír de lo que paso un día de tu vida que hoy te avergüenza, que no tienes que sentirte triste por las personas que te engañaron o te hicieron daño y tratar de borrarlas de tu vida, por que al fin y al cabo han pasado por ella y por una razón u otra han hecho de ti la persona que eres; por lo tanto, en vez de quedarte con el daño que te hicieron propongo que intentes quedarte con lo bueno, con todas las bromas internas que teníais, con todas las risas compartidas, con todos los momentos buenos vividos y apartéis los malos.  No digo que os perdonéis con dicha persona, o que volváis a aceptarla en vuestra vida, solo digo que aceptéis lo que pasó y rías por ello.

Me he acabado dando cuenta de que yo (y seguramente mucha gente más) se queda con lo malo que han pasado, se quedan reviviendo eso una y otra vez. Pero, ¿no es mejor apartarlo? Y dejarlo como simples recuerdos. Por que son esos, recuerdos, que se van a quedar contigo en tu vida para siempre. 

No puedes avergonzarte de la persona que fuiste, por que estarías negando quien eres hoy día, es por eso que tienes que aprender a reírte de ello, a mirarlo como algo bueno, a hablarlo con alguien que solía estar contigo en ese momento y reír juntos. Por que no hay nada mejor que esto, reír.

Todo estos pensamientos han venido a mi mente cuando estaba viendo dichas fotos que antes mencione. Y es que, he solido ser una persona que se avergonzaba mucho de cuales fueron sus gustos, incluso hasta hace menos de un año solía esconderlos, y es que tengo gustos raros, pero no tan raros como otras personas, nunca sentía que encajaba en ningún lado. Pero cuanto antes aceptes algo que te cuesta admitir que hiciste, o que haces, más te estás negando a ti mismo o misma quien eres, y eso es algo que nadie te puede quitar.
Por que al fin y al cabo todos somos especiales en nuestra propia manera.
Y de alguna manera u otra, tratamos de esconderlo.

1 comentario:

  1. Hola, vengo de la iniciativa seamos seguidores y ya te estoy siguiendo, te dejo mi blog por si quieres pasarte :)
    http://neverrainsforever91.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar